sábado, 5 de diciembre de 2015

ÉRASE UNA VEZ… UN MUNDO DE FANTASÍA LLAMADO INTERNET

ARTÍCULO PUBLICADO EN 

fantasia



Érase una vez un mundo de fantasía llamado Internet. Un lugar al que los más pequeños podían acceder desde cualquier lugar y en el que encontraban un sinfín de aplicaciones divertidas y educativas con las que aprender, colorear, jugar e incluso hablar otros idiomas sin necesidad de tener que viajar a otros países.

En Internet, tod@s eran iguales. Nadie se sentía diferente como, en ocasiones, ocurre en el mundo real. Para ello, había herramientas ‘mágicas’ para que tod@s pudiesen disfrutar de todo lo que este mundo ponía a su disposición. De la misma manera, sus padres podían estar tranquilos porque, gracias a esas herramientas, los más pequeños podían estar localizados y no había riesgo de que, en un despiste, alguno de ell@s se perdiera y no supiese volver a casa.

Internet estaba abierto en cualquier época del año, daba igual que fuese invierno o verano, solo había que pulsar un botón para que comenzasen éste y otros cuentos con los que los más pequeños podían desarrollar su imaginación e incluso formar parte de historias en las que participaban como protagonistas.

Pero no todo era diversión y fantasía en Internet. Como en todos los cuentos, había algún que otro peligro ante el que los niños tenían que estar ojo avizor. Antes de pulsar ese botón de entrada, sus ‘ciber padres’, que eran muy responsables, se sentaban junto a los pequeños y, pidiéndoles que les prestasen mucha atención, les decían que, aunque Internet pudiera parecerles un juguete, no lo era. Había unas reglas de oro que tenían que tener muy presentes y sin las cuales, Internet ni era tan divertido ni tan seguro para que pudiesen explorarlo.

De esta manera, y siempre muy atentos a las explicaciones, el viaje a Internet de los más pequeños siempre comenzaba de la mano de sus padres, que, con la ayuda de unos amig@s digitales, habían aprendido todas estas reglas y comprendido que era necesario transmitírselas a los pequeños para protegerlos de esos peligros. De esta manera, este cuento acaba como empezó: Érase un lugar de fantasía llamado Internet.


Consulta nuestras Guías Educar para Proteger.

Con el objetivo de ayudar a padres, educadores y a adolescentes en el uso seguro de Internet y de las herramientas TIC, Andalucía Compromiso Digital pone a su disposición el contenido de las Guías Educar para Proteger, que ya se pueden consultar a través de nuestra web y en este enlace.

Consejos útiles que abarcan desde la infancia y los primeros contactos con las nuevas tecnologías al uso de las redes sociales por parte de los adolescentes. Nuestras Guías Educar para Proteger recopilan toda la información que se ofrece en las jornadas Educar para Proteger, infórmate de las próximas en este enlace.


SIGUE LA PÁGINA "COMPROMISO DIGITAL"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar vuestro comentario :-D